Para gustos los colores y el horrible árbol de Navidad

Nada más y nada menos que seis años pasé en la universidad oyendo hablar de composición, estética, estilo, equilibrio cromático,… y cada año llega la Navidad para recordarme que soy la única de mi casa que conoce esos conceptos. Nunca me gustaron demasiado el de-constructivismo o el eclecticismo. Eso de coger prestado un poquito de estilos muy diferentes o incluso opuestos, para mezclarlos o romperlos, me generaba cierta incomodidad. Así que os podéis imaginar  lo que supone para mí poner el árbol de Navidad en mi casa cada año con un cascabel dicen de Rudolph, tres latas con forma de rey mago, una “esfera” de papel medio despegada de alguna actividad escolar, bolas de colores, tamaños, texturas diferentes… Es la antítesis de una carrera de Arquitectura, os lo digo de verdad.

arbolnavidad_jil111

Fuente Pixabay. Foto de jil111. Distribuida bajo licencia CC0 Public Domain

Continue reading

Advertisements