Para gustos los colores y el horrible árbol de Navidad

Nada más y nada menos que seis años pasé en la universidad oyendo hablar de composición, estética, estilo, equilibrio cromático,… y cada año llega la Navidad para recordarme que soy la única de mi casa que conoce esos conceptos. Nunca me gustaron demasiado el de-constructivismo o el eclecticismo. Eso de coger prestado un poquito de estilos muy diferentes o incluso opuestos, para mezclarlos o romperlos, me generaba cierta incomodidad. Así que os podéis imaginar  lo que supone para mí poner el árbol de Navidad en mi casa cada año con un cascabel dicen de Rudolph, tres latas con forma de rey mago, una “esfera” de papel medio despegada de alguna actividad escolar, bolas de colores, tamaños, texturas diferentes… Es la antítesis de una carrera de Arquitectura, os lo digo de verdad.

arbolnavidad_jil111

Fuente Pixabay. Foto de jil111. Distribuida bajo licencia CC0 Public Domain

Continue reading

El exceso de magia acaba con la magia

La perseverancia de mis hijos puede llegar a calar más hondo que el mejor eslogan publicitario del mundo. Así que acabamos pasando parte de las vacaciones en ese Parque Temático cerca de París que pocos no conocen.

No pretendo hacer una crítica sobre el sitio, porque reconozco la arquitectura y el esfuerzo de todos los trabajadores y actores que recrean de una forma encomiable un ambiente que afuera sólo podemos imaginar gracias a las películas. Pero esa atmósfera mágica que rodea todo, deja de serlo tras un primer día de Agosto allí.

ExcesodeMagia

Foto de Chris Alcoran. Fuente Flickr. Algunos derechos reservados

Las colas interminables me permitieron emplear parte de mi tiempo en otras cosas, como observar las caras de la multitud. Los niños se mostraban exaltados, así que no me resultaban objetivos, pero las expresiones de los adultos eran muy reveladoras: Caras serias, agotadas y sin ese brillo de ilusión que te prometen. ¿Por qué?

Continue reading