Platón, al rincón

El hecho de que exista un debate abierto entre si filosofía sí o no como asignatura en los Centros de Secundaria me deja dudas de si se está entendiendo lo de “es necesario cambiar la Educación”. No recuerdo nada de las teorías de Descartes, Nietzsche o Kant. Pero eso no me hace secundar la idea de que sean prescindibles, porque estoy convencida que entenderlos durante mi adolescencia ayudó a madurar mi pensamiento crítico.

A través del trabajo con múltiples teorías filosóficas, maduramos nuestra capacidad de análisis y pensamiento. El error de la filosofía como asignatura quizás sólo resida en la imposición de memorizar teorías. Creo que hablar de Matrix o de Platón casi es lo mismo, y aunque quizás lo primero conecte más con los alumnos, en realidad lo realmente importante es hacer madurar en ellos, y evaluar si se hace imprescindible, su capacidad de análisis de contenidos, de crítica y debate. Quizás sólo se trata de cambiar el cómo se lo enseñan y evalúan. Porque se trata de competencias más que de conocimientos.

fotograma_matrix

Estamos de acuerdo en que ahora hemos de ser capaces de encontrar lo que buscamos. Ya no es suficiente con saber el abecedario para decidir que tomo de la enciclopedia coger de la estantería. Se trata de tener la comprensión lectora y la capacidad selectiva, analítica y crítica que nos ayuden a ser más eficientes en la localización de la información que resulte más eficaz a nuestras necesidades. En cualquier puesto de trabajo. La pregunta es ¿les estaremos preparando para el futuro si les privamos de la posibilidad de madurar estas competencias?

Francis Bacon en el siglo XVI dijo “Scientia potentia est”. Ahora el poderoso ya no es quien tiene la información, porque está toda disponible. El poderoso es quien sabe hacer uso de ella. El Big Data está modificando la forma en la que la Empresa nace, crece, y muere. Vivimos esa nueva Era de la Información, de los Datos. Creo que de eso ya nos hemos dado cuenta, casi todos. No es sólo un nuevo modelo de consumo donde tiene cabida la compra-venta masiva de datos para saber cómo debo actuar si quiero sobrevivir. Es que su poder, su éxito, su supervivencia, ya vienen determinados por su competencia para analizarlos e interpretarlos, tomar decisiones y adaptarse rápidamente a los cambios necesarios.

La información está ahí y cambia en tiempo real. No tiene sentido memorizarla, sólo se ha de ser capaz de analizarla, interpretarla de forma crítica y tomar decisiones acordes a unos principios. Principios. Que son los que nos diferencian.

Opino que los niños en Primaria deberían pasar el día descubriendo, leyendo, contando, jugando, expresando… Y en la adolescencia descubriendo, leyendo, calculando, pensando, razonando, debatiendo… y lo más importante, encontrándose de frente con el máximo número de ideas que les ayuden a moldear sus propios principios. Espero que la Filosofía, o en su defecto, el contenido que ayude a madurar las mismas competencias, se mantenga en los centros escolares, porque yo, personalmente, quiero que mis hijos sean capaces de tomar decisiones con criterios propios, fieles a sus Principios, a esos que les hacen ser Personas en una Sociedad con capacidad de Pensamiento.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s