La nariz y los mediocres

Mi nariz siempre ha estado ahí, y siempre fue correcta, sin más. Así que no merecía mayor atención. Solamente cuando viajé a Indonesia me hicieron valorarla fugazmente: las lugareñas se recreaban en ella porque su finura resultaba extremadamente exótica al compararla con la anchura natural de las suyas. La cuestión es que al regresar volví a obviarla, como había hecho siempre.

Algunos derechos reservados. Foto de Xava Du (Flickr)

Pero hace poco, mi médico reparó en que había algo en ella que era mejor eliminar. Ahora mi nariz no volverá a ser la misma: una pequeña cicatriz la ha cambiado. Ha conseguido llamar mi atención como nunca antes su mediocridad había conseguido. Ha sido algo así como ese integrante de nuestro Equipo que está ahí, haciendo su trabajo correctamente, pero en el que nadie repara hasta que lo eliminan. Y entonces todos decimos: «¡por favor! ¿Por qué él? ¡si era un máquina el tío!!! »

Continue reading