El final, del verano, llegó… y tú partirás.

Quién hubiera podido imaginarlo a principios de los 80: Teníamos una única cadena de televisión (porque la 2ª pensábamos era la de los raros) e inocentes veíamos las pocas series que emitían con el convencimiento de que sólo los malos la pifiaban o morían… Pero asistimos estupefactos a la muerte de Chanquete. El shock sólo soy capaz de compararlo al sufrido cuando me mataron en Juego de Tronos al primer Starck …

Sin embargo, pienso que el duelo tras aquel episodio nos fue preparando para el fin de la serie, y en su último capítulo pretendían consolarnos con un Pancho que había adquirido una nueva actitud, gracias a las vivencias del verano, para enfrentarse a su vida solo, allí, durante el invierno. Fue la manera de asimilar algo más reconfortados que era verdad: “Verano Azul” se acababa definitivamente.

Algunos derechos reservados. Foto de Blavandmaster (Flickr)

Algunos derechos reservados. Foto de Blavandmaster (Flickr)

A los que trabajamos habitualmente en proyectos de larga duración nos ocurre que el final del Proyecto se convierte en algo parecido al fin de ese idílico verano, o como esa interminable despedida en la Estación en la que permanecemos largo rato incluso después de haberse marchado el tren. Nos cuesta despedirnos porque Equipo y Cliente, han sido increíbles, todo ha sido un éxito… revivimos una y otra vez las incidencias más anecdóticas de las que conseguimos salir airosos…

No deja de ser el fin de algo con lo que hemos convivido largo tiempo, y que por tanto viviremos las etapas de un duelo exactamente igual que cuando nos enfrentamos a un cambio. Por ello, debemos evitar prolongar innecesariamente esa fase que debe estar perfectamente acotada, planificándola y buscando la manera de adaptar a todos los afectados a ese cambio que supone el cierre del Proyecto. Los “sentimentalismos” tienden a alargar innecesariamente las fases, y eso implica sobrecoste, así que quizás haya que crear algún capítulo previo que nos vaya preparando, como en Verano Azul.

En la Fase de Planificación, deberemos incluir, además de lo especificado según la metodología usada, todo aquello que, analizado, consideremos nos pueda ayudar a preparar a todos al despegue emocional que exige el cierre de proyecto de modo que se desarrolle estrictamente en el plazo fijado.

Por ejemplo, con Clientes y Suministradores:

Planificad y mantened reuniones específicamente destinadas a recordarles y prepararles para el cierre y fin del Proyecto. Planificadlo, porque el consumo de tiempo en esta etapa puede ser importante: a veces el miedo psicológico del Cliente al hecho de “te voy a soltar y dejar andar sólo” provoca continúas nuevas peticiones en un intento de prolongar la situación por el mero hecho del miedo al fin.

Con el Equipo:

La preparación conjunta de las Lecciones Aprendidas  es una buena acción para que el Equipo se adapte al Cierre: prepara mentalmente para dar “carpetazo” al Proyecto.

Una fiesta de celebración siempre es buena idea, pero hace poco me presentaron una que me resultó, cuanto menos, tambien acertada: “Merchandising”. Camisetas y tazas diseñadas con mensajes de un Proyecto en el que se había participado durante varios años.

Podremos apurar hasta el último minuto despidiendo un tren en el andén, pero todos asumimos que tiene una hora de salida y que hay que dejarlo partir… Aunque pensémoslo, siempre nos queda poder tener un detalle, generar algo que haga la despedida menos dura si la carga emocional es grande. Con nuestro Proyecto podremos actuar igual. Dependerá de nosotros buscar la fórmula adecuada en cada caso.

Advertisements

2 thoughts on “El final, del verano, llegó… y tú partirás.

  1. Mi pequeña aportación:
    Para “cerrar” una obra de cierta envergadura propusimos a todos los agentes y empresas que habían intervenido la edición de un pequeño libro que recogiese documentación gráfica y escrita, tanto de la fase de proyecto como de la propia ejecución. Se pedía una pequeña aportación económica a cada uno para sufragar los gastos de la publicación y a cambio se entregaban unos ejemplares.
    La iniciativa fue bien acogida y conservamos ese “librito” en el estudio como un bonito testimonio y recuerdo de aquel trabajo.

    Saludos,
    Bernardo.

    Like

    • Bernardo, me encanta la idea. Dejar testimonio escrito del esfuerzo del Equipo seguro que fue algo que todos acogieron con la misma ilusión con la que ahora enseñaran la publicación.
      Gracias.
      Saludos

      Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s