– «¿Es Usted proactivo?» – «Sí, si me ducho antes»

Está mal que yo lo diga, pero mis hijos valen mucho. Valen tanto que hay días en los que 1+1=3, o incluso 4. Las labores domésticas me han enseñado que cuando el trabajo desborda no ha lugar a innovar ni pensar. Nos transformamos en autómatas que reaccionamos programados según rutinas aprendidas.

Pero eso sí, reconozco que una buena ducha me ayuda a relajar tensiones y vuelvo a ser otra vez una super-proactive-mum… bueno, hasta que el valor de mis dos hijos se eleva a 4 de nuevo.

Fuente: pixabay. Distribuida bajo licencia Public Domain CC0

Se dice que en la ducha nuestro cerebro se libera de las cadenas que le imponemos cada día en forma de órdenes pautadas y que es ahí donde surgen las mejores ideas. Y es cierto. Soy consciente de que soy más creativa y más proactiva, si antes he podido relajarme de esa rutina acelerada que conduce mi cerebro a una toma de decisiones preconcebidas sin opción a reaccionar de forma más creativa a lo que se le avecina.

Algo que me encantaba en mis años en la Escuela de Arquitectura era hacer maquetas, fotomontajes… la relajación mental que provocaban estas actividades manuales, casi lúdicas, acrecentaba la parte creativa que requeríamos para diseñar. El concepto “gamificación” por ello, tiene sentido para mí. Aunque a algunos les parezca una “frikada” que han comenzado a usar sólo algunas Empresas tecnológicas hay que recordar que todos hemos aprendido, evolucionado y creado jugando. Tenemos que entender que ahora el mundo tecnológico arrastra a todos por igual a una velocidad tremenda y ésto efectivamente requiere formas de pensar totalmente creativas que aborden cada momento, y sobre todo los del cambio, con la frescura que esa rapidez exige. El éxito de esas pocas Empresas Tecnológicas demuestra que la “gamificación” permite liberar la mente y que sea realmente creativa y proactiva. Igual que la ducha.

Sin embargo, la inmensa mayoría de las Empresas no usan técnicas para “relajar” a sus recursos. En estas Empresas  la rutina del quehacer diario impide cualquier tipo de pequeña evasión mental a lo largo de la jornada, provocando en sus recursos una actitud de mera reacción ante los eventos, no a tender a pensar de forma proactiva ante ellos. Son meros recursos reactivos con procesos aprendidos que aplican sin cuestionar, de forma que no lograrán la mejora continua de los mismos. Quizás estas Empresas buscan eso realmente , no es mi intención juzgarlas, pero necesitarán muchos más “Business gomets” que otras ante cualquier cambio.

La velocidad a la que todo cambia actualmente parece demandar efectivamente recursos proactivos en aras de garantizar Empresas más adaptables a los cambios. No obstante, tengo la sensación de que aunque se buscan a la hora de contratarlos, luego no se les deja ser, adormeciendo su proactividad natural. Lo cual resulta contraproducente.

Deberemos pensar por ello qué tipo de “ducha” pondremos a nuestros recursos, si de aire, de hidromasaje, de vapor, vichy… La cuestión es que realmente les permitamos seguir siendo proactivos para garantizar que aportan todo su valor a nuestra Empresa o Proyecto. 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s